Jun 28

¿Que es un Podólogo?

“El podólogo es el profesional que previene y trata todo tipo de enfermedades y anomalías que afectan a los pies y que no requieren la intervención de ciertos especialistas, como dermatólogos u ortopedistas.

Lejos de la imagen clásica que se pueda tener de él, no ejerce sólo las funciones típicas de callista (evaluación y tratamiento de problemas de las uñas, durezas y hongos), sino también acciones como corrección de malformaciones congénitas (que se originan desde el nacimiento), prescripción y seguimiento de ortopedias, además de tratamiento de dificultades de circulación sanguínea y úlceras, infecciones u otras enfermedades relacionadas tanto con la piel como con la estructura (muscular y ósea) de los pies, área delicada y dolorosa.”

Asimismo, refiere, se encarga de problemas neurológicos (de las terminaciones nerviosas) y traumáticos (golpes, lesiones) derivados de impactos y accidentes, aunque son casos menos usuales.

Es importante mencionar que gran número de pacientes de esta especialidad “son niños o adultos mayores, aunque la necesidad de tratar los soportes del cuerpo se extiende cada vez más a otros segmentos y, sobre todo, se relaciona con algunas profesiones en las que los pies sufren mayor presión (deportistas, artistas, vendedores y comerciantes, entre otros)”.

Especialidad en desarrollo

La Podología es una rama de la Medicina que cuenta con tres ejes de estudio: quiropodia, la cual gira en torno al tratamiento de callosidades y rozaduras; cirugía podológica, concentrada en pequeñas intervenciones quirúrgicas para subsanar trastornos, y ortopedia del pie, que consiste en corregir deformaciones por medio de cómodas prótesis o plantillas especiales.

El sector salud es su área natural de influencia, principalmente en hospitales, clínicas, residencias geriátricas, gabinetes podológicos y clubes deportivos, así como centros y empresas de servicios asistenciales.

Como esta actividad aún no está contemplada del todo dentro del cuadro básico de servicios públicos hospitalarios, el profesional ejerce con éxito en instituciones privadas, con lo que, al mismo tiempo, amplía sus conocimientos con la aplicación de nuevas técnicas, como ortonixia (corrige el crecimiento de las uñas), ortoplastía (atiende errores en las zonas de contacto del pie) y biomecánica (aplicación de leyes de mecánica a estructuras biológicas), entre otros procedimientos que agilizan la atención.

El podólogo forma parte del engranaje técnico paramédico, colaborando con profesionales especializados para resolver problemas en su campo de acción. Respecto a la atención a adultos, además de la delicada e importante misión de mantener las extremidades en las mejores condiciones higiénicas y cuidar lesiones cutáneas debidas a roce y presión, también soluciona causas biomecánicas que generan dichas afecciones; detecta y canaliza en forma adecuada enfermedades que están fuera de su dominio, haciendo trabajo conjunto con especialistas (como los ya mencionados) en atención a los padecimientos”.

Asimismo, en el niño se enfoca a vigilar, prevenir y tratar trastornos estáticos y dinámicos que afectan su desarrollo, en tanto que ancianos y minusválidos son atendidos por personal calificado que les auxilia en cuanto a higiene y cuidado de los pies.